top of page

El valor de las cosas creadas por ti

A veces, cuando hablamos con alguna de ustedes sobre el proceso de crear su propia joya de leche materna con el kit de Amamanta, hemos leído comentarios como… “es que mi joya maternal no me va a quedar igual si la hago yo que si la compro finalizada o que si me la haces tú” y siempre respondemos lo mismo, “por el contrario, las cosas compradas, industrializadas o realizadas por otra persona, nunca, nunca, van a quedar como las hechas por ti misma”, porque, aunque visualmente el resultado parezca idéntico, lo que le aporta el verdadero valor a la joya es el proceso, lo que está detrás, lo que ha sucedido mientras esa joya maternal estaba cobrando vida.


Las joyas maternales son joyas vivas, tan vivas como tu leche, que durante cada instante del día va variando su contenido, su color, su sabor y composición para adaptarse a las necesidades de tu bebé recién nacido y en constante crecimiento. Tu leche materna es tu tesoro y el de tu bebé, y creemos firmemente que debe tratarse así… por eso no nos gusta que ese tesoro viaje por carretera, que se exponga a diferentes temperaturas, ni que lo manipulen diferentes manos.

El momento de realizar tu joya maternal o de joya de leche materna, es TU MOMENTO, un momento único, un ritual de conexión, de paz, de agradecimiento con el alimento, con la maternidad y en definitiva con la vida misma.


Por eso, hemos creado un proceso muy sencillo y rápido para que puedas crear tu joya maternal y siempre, siempre os animamos a que lo hagáis vosotras mismas.

Un abrazo,

Familia Amamanta


12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page